domingo, 31 de enero de 2010

¡Vamos a hacer un grupo en Facebook!


Es indudable que las redes sociales están de moda. Yo misma, que era escéptica, he sucumbido al encanto de Twitter y mantengo su ventana abierta a diario para comunicarme con mi nuevo mundo twittero que está resultando ser apasionante y me permite también ampliar mis relaciones personales off-line gracias a las reuniones desvirtualizadoras.

Sin embargo, a nivel laboral, me preocupa el uso de las redes sociales como moda. Parece que si no haces algo en Facebook o en Twitter, no seas una empresa moderna y adaptada a los tiempos y se olvida que estas redes son sólo un canal más de comunicación y que interactuar a través de este canal requiere planificación: un análisis, un objetivo, una estrategia... y después actuar. Por desgracia la mayoría de las empresas se saltan esto y al final la experiencia es negativa y se pierde la fe en las posibilidades de las redes sociales.

"¡Vamos a hacer un grupo en Facebook!" es una de las frases más oídas últimamente y una de las más peligrosas. Lo primero que habría que preguntar al que dice eso es ¿para qué? y la respuesta es "para tener seguidores" y ¿Cómo piensas tener seguidores y dar a conocer ese grupo? respuesta: "les regalamos algo" y si, por casualidad o por azar consigues tener esos seguidores en ese grupo... ¿qué vas a hacer con ellos? respuesta: ........... (ni idea) :-{

Lo normal es que la empresa se lance, por ser proactivo y porque gusta estar al día y haga el concurso sin reflexionar cual era el objetivo. El resultado suele ser que el grupo de Facebook no engancha y no se consigue nada... conclusión: las redes sociales no sirven para nada.

Ya nadie invierte en una campaña publicitaria a gran escala sin una asesoría de comunicación o basando todo en un plan de marketing o comunicación anterior al lanzamiento. ¿Por qué lo hacemos en las redes sociales? Una de las razones es, sin duda, porque son más manejables por cualquiera. No es como una planificación de TV, el Facebook lo manejamos todos a diario... cualquiera sabe crear un grupo, hacerse fan de algo o poner un post en twitter... no necesita un experto para eso: "ERROR" Quizá para la ejecución no necesite un experto, pero para la planificación sí. Es necesario un manual, una hoja de ruta que marque las pautas de cómo actuar en las redes sociales y después de creado esto... la ejecución si puede dejarse en manos de cualquiera (que quiera a la marca y no vaya a destrozarla...)

Antes de lanzar algo a las redes sociales pensemos como en el territorio off-line: 
1. ¿Qué queremos hacer? (vender, posicionar la marca, dar a conocer un producto nuevo, testar una idea o un producto...) 
2. ¿Quién es nuestro público? Está nuestro target en las redes sociales... porque si no, ¿qué hacemos ahí perdiendo el tiempo?
3. ¿Tenemos un mensaje adaptado al canal? o vamos a colgar en Twitter una nota de prensa... :-(( creemos un contenido adecuado al canal... igual que hacemos en la versión off-line
4. ¿Sabemos como hay que ejecutar? Si creemos que es suficiente con poner un post en Twitter o crear un grupo de Facebook y sentarnos a esperar el "poder de las redes sociales"... estamos equivocados. Las redes sociales tienen sus tácticas de guerrilla que pasan por conocer muy bien las posibilidades de cada canal. 
5. ¿Cómo medimos? Si no tenemos claro lo que queríamos conseguir con la acción en redes sociales... difícilmente podremos medir si los resultados son buenos o malos...

Tras esta reflexión, volvemos al principio... ¿Vamos a hacer un grupo en Facebook?