viernes, 26 de febrero de 2010

Esto lo arreglamos entre todos


Me ha encantado esta campaña. Estoy un poco harta de la sensación de pesimismo a cuenta de una crisis que no termina y creo firmemente como dice la campaña que esto lo arreglamos entre todos y que hay muchas historias positivas y optimistas, muchas oportunidades para los que dejen de quejarse y quieran aprovechar para hacer cosas interesantes.

En este país nos quejamos de todo y esperamos que el gobierno, el empresario, los trabajadores, los amigos, nuestros padres, nuestra pareja... etc nos solucionen la vida. En esto (como en otras cosas) nos ganan los americanos. Ellos tienen una actitud diferente: "Yo hago grande a mi país" Mi vida diaria, lo que cada día hago por que las cosas cambien, por mejorar mi vida y la de los demás es lo que hará que salgamos de la crisis y que mi empresa, mi pueblo/ciudad, mi región o mi país sea grande y competitivo.

ENTRE TODOS podemos arreglarlo con optimismo y pasando de la crisis para aprovechar las oportunidades y tirar para adelante...

En esta web piden que se difunda el mensaje y yo voy a usar todos mis soportes para difundirlo porque me parece un mensaje bueno, optimista y lleno de vida. Nos hacen falta muchas buenas noticias y mucha gente que cuente historias bonitas y positivas... ¡Viva el buen rollo! ¡Recuperemos la confianza!

Este es el mensaje:


¡Hola!
Seguro que estás tan harto como yo de oír hablar de la crisis y de recibir malas noticias. Respiramos pesimismo. Desayunamos, comemos, merendamos y cenamos pesimismo. Hasta soñamos pesimismo.
Nos toca pelear contra eso.
Entra en la web: http://estosololoarreglamosentretodos.org y descubrirás un montón de historias de gente que ya está introduciendo el optimismo en su dieta en grandes cantidades. Son historias de esfuerzo, de ilusión, de ganas, de coraje. Te van a animar mucho. Y te pedimos que no las dejes ahí, que las difundas, que las hagas llegar a tanta gente como puedas, conocidos o desconocidos, a todos los rincones.
El primer paso para recuperar nuestra fuerza es recuperar la confianza. La de todos. Porque sólo entre todos arreglaremos esto.
Venga, no hay tiempo que perder.