lunes, 31 de enero de 2011

Lo gratis como estrategia de marketing


Este post nace, como casi todos, inspirado en una conversación sobre "lo gratis" como estrategia de marketing motivada por la campaña del Turismo: Navarra te recibe gratis

Según las declaraciones del Sr. Corpas, Consejero de Turismo del Gobierno de Navarra: "Navarra ha sido siempre un pequeño paraíso, lleno de sorpresas, diverso y rico, pero no ha sido un gran destino turístico, y la riqueza del turismo es algo que reconocemos y perseguimos" No puedo estar más de acuerdo con estas declaraciones. Navarra es un lugar estupendo, tiene producto de sobra y de calidad, pero lo que sin duda le falta es una imagen de marca ya que lleva años apostando por el "tenemos de todo" (Tierra de diversidad) que en marketing es decir "no tenemos nada especial" 

Usar lo gratis como estrategia, me parece aún peor que el "tenemos de todo" ya que, en mi opinión, desprestigia el producto. ¿Conocen ustedes algún producto de calidad que sea gratis? pues con eso ya hemos contestado. Si se quiere apostar por un turismo de calidad, la palabra gratis está prohibida. En primer lugar porque manda un mensaje equívoco de falta de calidad y en segundo lugar porque el target que atrae es muy poco interesante: un público muy sensible al precio y para nada dispuesto a gastar en servicios turísticos básicos y complementarios que son la base del negocio turístico. 


Según el director general de Turismo de Navarra, Carlos Erce: "Uno de los puntos fuertes de esta campaña es el sello "Navarra te recibe gratis" que pretende atraer una mayor asistencia de turistas" Y yo me pregunto: ¿el objetivo de Navarra es atraer muchos turistas o turismo de calidad que potencie su imagen? Si el tema está en el número puro y duro, perfecto, pero con esto no conseguiremos el que al parecer es el objetivo último de la campaña que según el director general es transmitir que Navarra "es una comunidad con una buenísima relación calidad-precio" y que "merece la pena por sus muchos atractivos".

Algo en todo esto no me cuadra y es una pena porque Navarra tiene un gran potencial turístico que nadie está sabiendo aprovechar.