viernes, 11 de febrero de 2011

Marketing digital vs marketing tradicional


Al hilo de este artículo ¿Puede el marketing digital convertirse en el nuevo marketing tradicional? y de una interesante charla con un amigo sobre el tema del papel del marketing digital y sus posibilidades como proyecto de negocio, se me ocurre escribir este post. Por cierto, últimamente todos mis post surgen de interesantes conversaciones vía redes sociales o con amigos que he conocido a través de éstas, ¡para que luego digan que internet aísla!.

Volviendo al tema, Esta eterna pelea entre marketing digital y tradicional, medios convencionales o no convencionales, la televisión o la radio... en definitiva, lo nuevo contra lo viejo, es tan antigua como recurrente. Y es que los nuevos canales de comunicación no vienen a sustituir a nada, sino a sumar a las herramientas que ya hay. A complementarlas y enriquecerlas.

Si que es cierto que, para muchas empresas pequeñas, internet y las redes sociales les ha abierto las puertas del marketing, una disciplina que hasta ahora era exclusiva de grandes empresas con altos presupuestos. Para estas pequeñas empresas este es un mundo desconocido, en el que no se manejan bien y por el que pasan como de puntillas, sin ayuda profesional, intentando hacer las cosas bien ayudados solo por la mejor de las voluntades. 

Pero también es cierto que el marketing digital, tan de moda, es campo abonado para personas aprovechadas que intentan sacar de esto una cifra de negocio por encima de los servicios que ofrecen. Una estrategia en redes sociales, en internet, etc. debe estar siempre dentro de una estrategia global de marketing. y esto pocas empresas "digitales" lo ofrecen. En primer lugar porque muchas empresas especializadas en marketing digital, lo son más en la segunda parte y carecen de conocimientos de marketing o comunicación para centrarse, sobre todo, en aspectos técnicos. Y en segundo lugar porque pocas tienen los conocimientos o los servicios para ofrecer una visión global y estratégica al cliente y, por ejemplo, desaconsejar la presencia en redes sociales, que también hay casos en los que esto no es recomendable,  existen otros elementos de marketing más efectivos o problemas estructurales que hay que resolver en otros pilares del marketing antes de lanzarse a una campaña digital.

Lo interesante es poder ofrecer al cliente soluciones globales, no parciales. Adaptadas a las necesidades que tiene y a sus posibilidades de acción, no a lo que nuestros conocimientos o servicios como empresa alcanzan. Para ello es fundamental contar con apoyos externos: consultores, expertos en diferentes campos y unirlos gracias a una visión estratégica global. Esto esta hoy al alcance incluso de las pequeñas empresas gracias al coworking y los proyectos colaborativos, un nuevo modelo de trabajo en el que muchos profesionales como yo nos sentimos cómodos y podemos aportar mucho.

En definitiva creo que las empresas que empiezan a interesarse por el mundo del marketing o sienten la necesidad de aplicarlo, debieran antes que nada realizar una reflexión estratégica, bien sea solos o, mucho mejor, de la mano de un experto. A ser posible de alguien que tenga una visión global del marketing y que incorpore el marketing digital como una herramienta mas, que seguro tiene su importancia, aunque no sea la única ni sustituya a otras tradicionales.


Si este artículo te ha gustado puedes premiar a su autora desde 0,10€. Muchas gracias