jueves, 19 de mayo de 2011

Benditos malvados


No podía dejar de comentar esta campaña porque me encanta la Fórmula 1 y, sobre todo, porque me parece un ejemplo de estrategia de marketing para contrarrestar una claro freno frente al producto. Usar un famoso como imagen de marca tiene estas cosas. En España, Vodafone se encontraba con un problema que no sucede en otros países derivado de la pelea de Hamilton con Alonso en los circuitos. Claramente, el británico, gracias a la inestimable colaboración de Lobato y sus chicos, era el malo de la película. Así empezó la temporada de F1. Con un mensaje a la afición española:

video

La reflexión final de que "el bueno siempre gana" resulta una ironía genial. La maña imagen de Hamilton en España era de sobra conocida incluso con episodios deleznables en los GPs que se disputan aquí. Y, por qué no hacer de este hecho diferencial, aunque sea negativo, el eje de la campaña. Al fin y al cabo los malos siempre han atraído más que los buenos. Desde luego que la estrategia "chico malo" ha sido tan buena que consigue atraer hacia la marca a un gran número de personas que o sienten cierta aversión por el "chico bueno" (que de eso también hay) o simplemente se sienten más cómodos con la imagen de "chico malo", muy ligada al motor, por cierto. La campaña continúa en la misma línea y ha tenido sus secuelas ahora que la temporada avanza:

video

Incluso el microsite de la campaña es brillante www.benditosmalvados.com con juegos interactivos en los que los malos son los protagonistas, vídeos a los que acompaña una música excelente (muy "del malo") y un look&feel muy infernal y muy atractivo. Juegos en los que si los demás pierden, tu ganas. Todo muy coherente y ajustado al posicionamiento.

La última semana hemos tenido una nueva entrega del chico malo, que además no se puede negar que se siente cómodo en el papel y hace una interpretación perfecta.  "Cuanto mejor es el malo, mejor es la película" Un ejemplo de posicionamiento basado en la diferenciación negativa. Consiguiendo lo increíble: ¡Me cae bien Hamilton! y me gusta mucho, mucho la apuesta por el riesgo de Vodafone. ¡Sencillamente genial!

video