miércoles, 25 de julio de 2012

Marketing emocional aplicado al fútbol

Mi colaboración para Ilunik:


Ayer cayó en mis manos esta maravilla de vídeo de la presentación de la nueva equipación de la Fiorentina. Merece la pena verlo incluso para los que tienen interés nulo en el fútbol.


El visionado del evento y los comentarios en redes sociales hicieron que la comparación con la presentación de la nueva equipación de Osasuna, realizada hace unos días, fueran inevitables.




Hay muchas maneras de hacer las cosas. Y no es que Osasuna lo haga especialmente mal. Lo hace simplemente convencional, de la manera más fácil y menos molesta, sin aprovechar las posibilidades que un evento de este tipo puede generar. Y eso en estos días resulta cutre y sin ningún atractivo. Porque este club, como muchas empresas, está acostumbrado a generar noticias sin aprovecharlas para su propio interés, incluso cuando es una noticia del ámbito comercial. Durante años ha bastado con eso. El Club/empresa informaba a la prensa y la prensa a los socios/clientes. Pero señores, los tiempos han cambiado.

Ahora es fundamental tener contacto directo con los clientes o socios, en definitiva, con la masa social que sustenta una marca. Porque son estos seguidores, tiffosi que dirían en Italia, los que llenan el estadio, los que defienden las subvenciones, los que hacen ver la importancia social de una entidad y los que, dejando aparte toda racionalidad, defienden los intereses de su equipo por encima de todo. ¿No merece la pena cuidar eso y trabajar para fomentarlo?

Algunos piensan que Osasuna es un equipo pequeño que no se puede permitir estas cosas, pero la Fiore no es tampoco el Milan o el Inter, un equipo de media tabla con sus problemas económicos. Una marca española que les viste (Joma) que tampoco es Adidas ni Nike ha conseguido que medio mundo vea la presentación de su camiseta. Pero lo más importante es lo que se escucha en el vídeo: los aplausos vítores y canciones de sus seguidores en la propia Plaza della Signoria. El orgullo de pertenencia a un grupo admirable. Eso es lo que hace cantera, lo que evita que los jugadores se marchen a otros clubs, lo que hace renovar los abonos y lo que consigue que los estadios se llenen. Se puede lograr con victorias deportivas, pero también se consigue con trabajo diario de implicación directa con la masa social.Y esto, en estos tiempos, hay que hacerlo sin intermediarios. Poniendo el foco del marketing en la masa social, no en el equipo. Del marketing de producto al marketing de cliente... una evolución que las empresas hicieron hace años. ¿No sería más fácil encontrar patrocinadores si se les ofrece un impacto de mayor calidad?

Después de ver esa presentación en pleno centro de Florencia, pensad por un minuto lo que Osasuna podría haber logrado con una presentación similar el día 5 de julio sobre la fachada del ayuntamiento de Pamplona... La nueva camiseta sería lo de menos.